El Imperio del DAME

"En cada uno de los países dependientes de El Imperio del DAME se repite la misma historia, la misma receta que hace que la democracia sea destruida desde la misma democracia haciendo de las instituciones un herramienta de destrucción..."

Carlos Bauza
July 26, 2011

He querido identificar con el nombre de El Imperio del DAME al Socialismo del Siglo XXI promulgado por el presidente de Venezuela El Comandante, no solo en su país sino en todos aquellos países o gobiernos que profesan su creencia en que el presidente venezolano y su Socialismo del Siglo XXI son la salvación de los pueblos del mundo oprimidos por el capitalismo, el imperio y todo aquello que contradice sus acalorados conceptos y que por cierto Fidel Castro lo definió como el comunismo que el implanto en la isla de Cuba, porque Socialismo del Siglo XXI y comunismo son la misma cosa como bien lo dijo Fidel porque Cuba y Venezuela también son la misma cosa como también lo dijo en su momento Raúl Castro. En fin podemos concluir que no existe entonces una nueva propuesta o tendencia ideológica sino un simple cambio de nombre que el presidente de Venezuela quiso utilizar para que no sonara tan chocante esa palabra llamada comunismo entre los venezolanos, mitigando con esto su objetivo final el cual ya todos conocemos de llevarnos al mar de la felicidad cubana y convertirnos en un solo país gobernado desde la Habana.

Luego de 13 largos años del mismo gobierno en Venezuela aunque no tan largos como los 53 años del mismo gobierno en Cuba, uno puede manejar ciertos conceptos productos de las apreciaciones al observar el desenvolvimiento de la gente de a pie, de la gente común y corriente que forma parte de la sociedad y de ellos poder colegir que realmente el único objetivo que tiene el Socialismo del Siglo XXI es convertir a todos los venezolanos en mendigos del gobierno, en personas o entes que dependen de la limosna que el gobierno les dé y que dependiendo de qué tan cercano a la nueva ideología este entonces recibirá más o menos dadivas que inculcaran en el individuo una forma de aprendizaje muy similar a los animales amaestrados que esperan impacientes la galleta o el alimento como recompensa a su acción. En Venezuela se les ha dado el nombre de focas que aplauden como locas cada palabra dicha por El Comandante aunque esta carezca de sentido o propósito alguno. Dentro de estas dadivas están las más jugosas entregadas a los más cercanos al gobierno que desde ministros hasta militares disfrutan del néctar infinito de sus regalías o del simple dejarlo hacer mientras callen y dejen pasar las cosas como si nada.

Al final del día podemos entonces entender que el objetivo absoluto del Socialismo del Siglo XXI es solo producir y reproducir mendicidad y que todos los ciudadanos extiendan su mano al gobierno para decirle DAME. Una objetivo que le da al gobierno un poder casi sobrenatural sobre todo ser viviente existente en la nación pues es el único capaz de satisfacer o no ese grito constante y a veces unísono del DAME. De ahí el por qué la necesidad de destruir todo el aparato productivo del país y que desde una arepa hasta un empleo dependan única y exclusivamente de la decisión que tome el gobierno en dártelo. La diferencia de Cuba y Fidel con respecto a Venezuela y El Comandante es que los primeros para bien o para mal lucharon por una ideología que para aquella época edulcoraba las mentes de muchos aunque como paso con Cuba no hubo nunca el dinero suficiente para mantener el sueño y su dependencia de la antigua URSS y ahora de Venezuela han frustrado en cierto modo los sueños expansionistas de Fidel. En el caso de Venezuela está el petróleo como patrocinador número uno e infinito de los delirio de grandeza de El Comandante que al ser aún más inflados por Fidel Castro hacen la dupla ganadora que todo aprendiz de dictador deseo nunca tener.

Ese chorro de dinero contante y sonante ha hecho que el sueño de Fidel Castro se haga realidad y que el viejo caudillo disfrute sus últimos años de vida con la gloria que siempre soñó tener y que país tras país de la región caiga rendido a sus pies y acepte la hegemonía de su comunismo como modelo social y económico en pleno siglo veintiuno. Hablamos entonces del ALBA o mejor dicho grupo de países pertenecientes a El Imperio del DAME, porque no es precisamente ideología la que siguen o buscan estos países, no señor, ellos no tienen la madurez política y muchos menos el nivel intelectual para eso, lo que les impulsa a rendirse sin condición alguna es el dinero que el presidente venezolano El Comandante  les regala a caudales y lo mejor de todo, en efectivo y sin ningún tipo de control, lo que lo hace inauditable para cualquier de los gobiernos que ose investigarlos. Fondos infinitos que son entregado en efectivo, en maletines que viajan en aviones privados por toda Latinoamérica satisfaciendo los caprichos más insólitos de presidentes como Rafael Correa, Cristina Kirchner, Evo Morales, Daniel Ortega, Manuel Zelaya entre otros que aunque menos notorios, apoyan con su silencio al presidente venezolano con tal que les compre armamentos o comida ahora que Venezuela no produce nada y todo lo importa.

Entonces ¿es o no es el Socialismo del Siglo XXI el nuevo Imperio del DAME? La respuesta es sí, primero los ciudadanos comunes que dependen de todo y absolutamente todo lo que el gobierno les dé porque en Venezuela el gobierno es todo, segundo porque los más cercanos al gobierno reciben grandes recompensas he impunidad por apoyar todo lo que a El Comandante se le ocurre y tercero porque los presidentes de las naciones que coquetean con El Comandante reciben miles de millones de dólares en efectivo para que hagan lo que quieran y cuando quieran con tal de permitirle a El Comandante asesorarlos en su transición al comunismo. Transición que seguramente nunca llegará pero mientras tantos sus bolsillos disfrutan del aroma de los frescos dólares capitalistas.  Y todo esto la gente lo sabe, es un secreto a voces pero la decencia en Latinoamérica no pareciera una virtud muy difundida por estos tiempo, así que todos desde el más rico hasta el más pobre disfrutan de esta orgia de dinero gratis que les cae como el maná del cielo en una experiencia casi mística, casi perfecta pero que tarde o temprano terminara y los hará enfrentarse a una realidad impactante al ver que el resto de países siguieron su camina hacia el futuros mientras ellos permanecieron impávidos disfrutando una bonanza ficticia que no produjo nada más allá del placer de recibirla.

Mientras todo esto ocurre los venezolanos deben seguir pagando sus impuestos y todo los tributos que el estado imponga como la inflación y el control de cambio para junto al dinero proveniente del petróleo El Comandante pueda mantener El Imperio del DAME a costa del sudor de muchos para el disfrute de pocos que como Fidel Castro y por supuesto El Comandante, disfrutan al ver sus delirios de grandeza hechos realidad, no por lo que son, sino por el dinero que manejan, en fin eso no importa porque el gusto es el mismo. El problema al final de toda esta historia es que pasará en las próximas elecciones. Si gana El Comandante todo seguirá igual mientras la chequera aguante y los venezolanos se sigan dejando explotar pero si gana la oposición, esos millones de venezolanos que ahora estiran sus manos al gobierno diciendo DAME no entenderán que deben trabajar y producir para cubrir sus necesidades y que no es el estado quien solventara sus necesidades inmediatas. El daño ya está hecho y la semilla del DAME ya está germinada dentro de muchos jóvenes y no tan jóvenes que no estarán dispuestos a cambiar su mendicidad por el trabajo honesto, no señor, eso sería una utopía, convirtiéndose entonces en el peor enemigo de la futura democracia y de las futuras generaciones que tendrán que lidiar con ese lastre legado por El Comandante y su Imperio del DAME porque la riqueza no hay que llevarla a los pobres sino los pobres llevarlos a la riqueza.

En cada uno de los países dependientes de El Imperio del DAME se repite la misma historia, la misma receta que hace que la democracia sea destruida desde la misma democracia haciendo de las instituciones un herramienta de destrucción que el caudillo pone a su entera disposición sin problema alguno porque hasta los militares de cada uno de estos países reciben sus respectivas mesadas para que dejen pasar bajo la mesa lo que otros tal vez catalogarían como traición a la patria o corrupción, pero que en este grupo de países dependientes de El Imperio del DAME no es más que un juego, una partida de domino entre amigotes de barrios sin ideología alguna, porque es solo el saqueo de sus naciones. Estos personajes estaban más preocupados porque El Comandante sobreviviera al cáncer que tiene no por El Comandante mismo, sino por el dinero que este les envía y que de morir estaban seguros se detendría inmediatamente al estar Venezuela bajo un nuevo gobierno. Porque El Comandante no es nadie sin dinero, sin esa chequera al portador repleta de dólares del tan odiado imperio capitalista.

déjame tus comentarios

otros artículos de interés

El Imperio del DAME Vs. Los Dreamers

Entrar

De belleza con extensiones de cabello

Entrar

El Imperio del DAME

Entrar

Contenidos II

Entrar

Subscribase

a nuestro newsletters con información relevante, promociones y especiales de temporada

TERMS & CONDITIONSPRIVACY POLICY

Copyright © 2021 Carlos Bauza. All Rights Reserved.
Designed and Developed by www.carlosbauza.com