El Imperio del DAME Vs. Los Dreamers

“...yo no quiero caer en el tema de si es bueno o no la inmigración ilegal o si es bueno o no la justicia que se aplica a ellos. En este punto quiero ser extremadamente respetuoso de las normas y las leyes que rigen en cualquier país y la soberanía que tienen en tomar las medidas que consideren necesarias para controlar la inmigración ilegal. Mi visión en este artículo es netamente humana, para nada política o legal....”

Carlos Bauza
July 15, 2013

No podía dejar de darme el lujo de dedicar uno de mis artículos por completo a los Dreamers. Porque de hecho es un lujo el poder hablar de un fenómeno social evolutivo pocas veces visto en la sociedad moderna y en especial en momentos donde América Latina pareciera retomar uno de sus ciclos frecuentes de involución, en este caso liderizado desde la Habana y mostrando como brazo duro a Venezuela. Duro porque es la que aporta el dinero sin fin mientras Cuba aporta el talento manipulador y opresor que durante décadas han desarrollado de forma eficiente y letal. Es un degustar delicioso para mis sentidos tomarme un descanso de tanta negatividad en llevar a ustedes de forma sencilla un proceso muy duro que también a costado décadas para poder hoy alcanzar el resultado al que se ha llegado, solo que en esta oportunidad, es beneficioso en exceso tanto para propios como para extraños.

Emigrar de nuestros piases de origen no es fácil, de hecho es una decisión de vida que marcara tu futuro y el de tus descendientes por siempre. No es exagerado cuando se dice que es un proceso doloroso en lo personal, sentimental, económico y sobre todo psicológico porque solo aquellas personas con el don de la superación personal logran salir adelante y no caer en el camino repleto de frustraciones, fracasos y peligros que le pueden costar hasta la vida. Emigrar no sólo es tomar un avión y llegar a otro país a radicarse. En este sentido, mi articulo va orientado mas que todo a los que emigran de forma no convencional, tomando los atajos que la vida le presenta para cruzar mares y fronteras de forma fortuita y donde la lucha con la ley, la naturaleza, los delincuentes y y el destino, marca el paso entre su país de origen y el que han decidido tomar como nuevo hogar.  

Cuando vemos a los centroamericanos atravesar a pie el subcontinente para luego llegar a México, un país al cual quiero profundamente por haber vivido en él pero que no dejo de reconocer es cruel y malvado con los emigrantes que transitan su territorio, y de ahí cruzar los ríos o desiertos que se ven ahora flanqueado de un muro casi insalvable a la tierra prometida que para ellos es los Estados Unidos, no es nada fácil. Y si a esto le sumamos que muchos van de la mano con sus pequeños hijos recién nacidos o de pocos años, la situación puede transformarse en una crisis humanitaria que día a día los organismos internacionales de ambas fronteras buscan mitigar en su impacto a esos seres humanos que solo buscan una oportunidad para ser mejores y que los países de donde provienen por una u otras razones se las han negado.

Si volteamos la mirada hacia el mar Caribe, Cuba pareciera ser la isla que mas pare emigrantes a pesar que el gobierno venezolano se llena la boca día tras día tomándolo como modelo económico y social mientras grita desenfrenadamente que la isla es el mar de la felicidad o el reino de los cielos en la tierra. Los cubanos, que muchos de ellos las corrientes arrastran hasta México, pasan penurias para poder salir de ahí y encaminarse nuevamente hasta los Estados Unidos mientras otros pocos logran alcanzar alguna de las costas norteamericanas si corren con la suerte de que la corriente del golfo los lleve hasta ellas. Son miles los cubanos que anualmente se tiran al mar en busca de libertades pero solo algunos cientos logran llegar a su destino mientras el resto reposa en el fondo del mar o en el estomago de los tiburones que los acosan y devoran en sus amargas travesías.

Ahora miremos hacia Europa donde en el caso de Londres de ves en cuando caen del cielo personas. Así como lo oyes, llueve gente, seres humanos que caen del cielo en el momento menos esperado estrellándose con el pavimento o sobre los arbustos de la ciudad y que no son mas que emigrantes que se atrevieron a subir como polizones al tren de aterrizaje de un avión y que al acercarse a su aterrizaje caen al vacío al abrirse las compuertas que los abrigaban. Y así incontables países, regiones, épocas y experiencias que serian infinitas citar una a una pero que demuestran en su cruda realidad lo que significa ser emigrante y tomar una decisión que no siempre tiene un final feliz, ni para los que se fueron ni para los que dejaron atrás. ¿Y por qué lo hacen? Porque se negaron a sentarse a esperar que alguien hiciera algo por ellos, por que se negaron a seguir sufriendo persecución política, religiosa, sexual, económica o simplemente se pusieron de pie un día para emprender el viaje a un mejor futuro no solo para ellos sino para sus descendientes que de no haber escapado se habrían perdido como tantos otros mas.

Ahora enfoquemos la mirada en los emigrantes que si lograron llegar y que hoy trabajan como obreros, jornaleros, domesticas, lavadores de platos, jardineros y cualquier otro trabajo que hayan podido encontrar mientras permanecen en las sombras para no llamar la atención de la MIGRA, como ellos la nombran, y ser deportados de regreso a sus piases. Por cierto, yo no quiero caer en el tema de si es bueno o no la inmigración ilegal o si es bueno o no la justicia que se aplica a ellos. En este punto quiero ser extremadamente respetuoso de las normas y las leyes que rigen en cualquier país y la soberanía que tienen en tomar las medidas que consideren necesarias para controlar la inmigración ilegal. Mi visión en este artículo es netamente humana, para nada política o legal. Dejando claro este punto continuo con el tema sumando también a esos emigrantes que son mas preparados que los primeros y que tienen un oficio, una profesión y un nivel académico inclusive elevado pero que por su condición migratoria no pueden aprovechar al máximo como quisieran pues caen al igual que los primeros en vivir en la oscuridad para no ser deportados aunque algunos se arriesgan y hasta pequeños empresarios logran ser aportando y sumando a la sociedad que ahora los acoge.

Este es el caldo de cultivo de los Dreamers, este es el marco de realidad que envuelve sus vidas de ahora en adelante y que desde el momento que en brazos de sus padres llegaron, en este caso, a los Estados Unidos marcó para siempre sus destinos. Ahora bien, uno de los temas primordiales que debo resaltar en este artículo es la tenacidad de esos padres emigrantes en su mayoría pobres que llegaron con solo lo puesto pero con una mochila gigante repleta de ilusiones y esperanzas que derramaron sobre el porvenir de sus hijos. Esos padres son mexicanos, guatemaltecos, hondureños, nicaragüenses, salvadoreños, panameños, colombianos, venezolanos, ecuatorianos, peruanos, bolivianos, paraguayos, uruguayos, chilenos, argentinos, brasileños, guyaneses, trinitarios, dominicanos, haitianos, jamaiquinos, cubanos entre muchos otros por solo nombrar a Latinoamérica. Padres o individuos que dijeron “Ya basta” a la ignominia que se vive en sus piases de origen y decidieron tomar el control de sus vidas presentes y futuras.

Estas personas no se quedaron a esperar que otros hicieran lo que ellos debían hacer. Estas personas no se quedaron a mendigar a sus gobierno y a convertirse a la nueva religión que el Imperio del DAME les impone. Estas personas de todas las nacionales, religiones, costumbres y creencias dijeron no a esa sociedad decadente y dieron el todo por el todo para llegar a donde están hoy. No se dieron por vencidos, no se amedrentaron, no temieron, no sucumbieron a la apatía y al silencio que hoy los que quedaron atrás parecieran blandir como bandera. Y lo mejor de todo, ese tesón, ese guaramo y disciplina se lo inculcaron a sus hijos para que ahora en una tierra de oportunidades, pudieran salir adelante y obtener lo que ellos no pudieron lograr en su tierra querida dejada atrás. Este es el origen de los Dreamers y de once millones mas de almas que hoy parecieran acariciar con las puntas de sus dedos esa posibilidad cierta de una reforma migratoria integral que los beneficie a todos.

¿Por qué esos inmigrantes no llegaron a Estados Unidos a pedir, a mendigar, a depender del estado como muchos han sido acostumbrados en sus países? No lo se, pero si podría pensar que tal vez estos inmigrantes, indistintamente de su nivel social, económico o académico forman parte de una estirpe en extinción y que vieron en su ardua travesía el poder sobrevivir como personas dignas y honradas fuera de sus fronteras.  Son ellos, tal vez lo mejor de sus sociedades que al verse acorralados en un futuro incierto tomaron la iniciativa de cambiar sus vidas ya que no podían cambiar la vida de los demás o del colectivo que apuntaba a lo opuesto. Hoy los Dreamers o estudiantes brillantes indocumentados como sus padres así lo demuestran. Porque ser indocumentado o ilegal como los llaman podría haber sido también la excusa perfecta para no salir adelante, para no capacitarse y para sentarse a esperar que otros hicieran lo que ellos debían hacer, porque si en algo si somos expertos en Latinoamérica es en inventar excusas. Un ejemplo perfecto lo tenemos en los hijos de los emigrantes que quedaron en sus piases de orígenes y que a pesar que sus padres han hecho un enorme sacrificio para enviar millones y millones de dólares anualmente en remesas para esos países el impulso que debió haber llegado con eso a nivel educativo se predio y se extravió hasta cómodamente apoltronarse dentro del imperio del DAME, en este caso, de los que viven de las remesas sin producir nada, solo pedir.

Los Dreamers hoy son el mejor problema que país alguno pueda tener, son jóvenes brillantes, emprendedores, talentosos y llevan en sus sangre la suma de lo mejor de sus respectivas sociedades y que hoy luchan por que se les permita ponerlas al servicio del país que los acogió. Su generación es superior en todos los sentidos a la generación que los precedió y su camino está blindado por el progreso y la calidad de vida que sus padres les dieron la oportunidad de tener y que hoy toman ese testigo para convertirlo en una cruzada nacional que los ha llevado a que el gobierno de los Estados Unidos los escuche y los escuche con detenimiento y atención porque saben que esta patria fue construida por emigrantes venidos de los lugares mas recónditos del planeta y que como los Dreamers aportaron lo mejor de si en una amalgama de culturas que pavimentó el éxito de la nación.

Mi respeto, aplauso y consideración a los Dreamers y en especial a sus padres que demostraron que si se puede cuando se quiere. Que cosas...

déjame tus comentarios

otros artículos de interés

Morir de Frio

Entrar

Contenidos II

Entrar

Karl Lagerfeld

Entrar

Los No Venezolanos

Entrar

Subscribase

a nuestro newsletters con información relevante, promociones y especiales de temporada

TERMS & CONDITIONSPRIVACY POLICY

Copyright © 2021 Carlos Bauza. All Rights Reserved.
Designed and Developed by www.carlosbauza.com