El Poder de las Redes Sociales

Las redes sociales deben ser usadas de forma inteligente y más cuando una persona, empresa, institución o gobierno tiene una posición más poderosa que el resto

Carlos Bauza
February 20, 2020

En mi artículo anterior, Social Media Contenido2, comenté sobre cómo “el impacto de una sola frase bien dicha en Twitter es tan importante hoy en día que puede marcar una carrera, tambalear un gobierno o impulsar un producto”, en especial, cuando ya no existen los filtros que anteriormente prevalecían a la hora de publicar algo en los medios convencionales. Una nota de prensa, comunicado, publicidad o entrevista, era manejada por un equipo humano que escudriñaba cada palabra hasta encontrar las más apropiadas para expresar la idea de lo que se quería decir. Hoy, la inmediatez pareciera anteponerse a la razón y muchos cometen el pecado capital de lanzar un post sin previamente pensar en sus consecuencias.

Las redes sociales deben ser usadas de forma inteligente y más cuando una persona, empresa, institución o gobierno tiene más poder que cualquier ser humano común y puede hacer llegar un mensaje a las masas. Es lo que yo llamo “momentum” que no es más que saber aprovechar el impulso de un momento determinado que da la inmediatez de hacer llegar a las masas un mensaje utilizando la tecnología. Una fórmula que debe ser aplicada constantemente en la estrategia digital para alcanzar correctamente al público en general

Antiguamente pasaban meses para que una carta o noticia llegara a su lugar de destino. Hoy, esa información es inmediata, de hecho, en muchos casos es en tiempo real, uno está viendo el desarrollo de la noticia en vivo y en directo, uno está literalmente ahí viviendo y sintiendo al instante lo que otros también sienten sin importar donde se encuentren. Un poder de comunicación que nos lleva a estar conectados todo el día al punto de correr el riesgo de estar saturados con demasiada información. Algo que no todo el mundo puede digerir y manejar correctamente.

No saber manejar la información es el riesgo que se corre al lanzar de forma “visceral” una noticia en los medios digitales, algo que va más allá de la publicidad, el mercadeo o el simple hecho de compartir entre familiares y amigos los hechos de nuestro día a día y que en muy poca o ninguna medida impactan al resto de la sociedad, pero cuando es capaz de impactarla ¿Qué pasa?

Vemos entonces como personalidades, celebridades y políticos se extralimitan rompiendo la norma y lanzando posts que literalmente causan el pánico en la sociedad. Lo vivimos recientemente con el Alcalde de Miami Carlos A. Giménez, quien dijo que Miami ya no sería una ciudad santuario, lo que provocó que miles de familias entraran en pánico y literalmente se encerraran en sus casas o que los campesinos que laboran en Homestead dejaran de ir a trabajar por temor a ser deportados, lo que afectó la agroindustria local,.

Otros lanzan posts personales con imágenes o improperios contra personas y causan una guerra de insultos que difícilmente aporta algo positivo, dejando una estela de mal gusto, trabajos perdidos, relaciones rotas y hasta suicidios transmitidos en vivo por Facebook Live.

No items found.

Y si nos referimos al nuevo presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, el resultado final de amenazar a las empresas, gobiernos, inmigrantes y pare usted de contar, es desastroso y global, al ocasionar la caída de las acciones en la bolsa, la devaluación del peso mexicano, el cierre de la frontera para inmigrantes de otras religiones y muchas otras cosas. Algo impensable en personalidades como estas que tienen la responsabilidad de representar a comunidades y países enteros y que por no saber controlarse y mucho menos asesorarse, desestabilizan a la sociedad sin pudor alguno.

La calidad de los contenidos es lo único que impulsará los medios digitales y las ventas online, pero también la calidad de esos contenidos puede llevar a la pérdida de la credibilidad de la empresa o negocio y si es un político, personalidad o celebridad, tambalearla a tal punto de que la carrera podría llegar a su fin. La realidad de lo que se percibe en ese mensaje o imagen que se transmite a través de los medios digitales no se puede cambiar, el mal está hecho y no hay manera de repararlo.

Pero también está el impacto positivo y el poder de convocatoria que hace que millones de personas, como en el  caso de la reciente marcha de las mujeres, respondieran en todo el país y en muchos otros al llamado hecho por sus organizadores a defender los derechos de las mujeres ante las políticas opresoras de Donald Trump.

Como pueden darse cuenta, el poder de los medios digitales, y en este caso de las redes sociales, es gigantesco y universal, su impacto en la vida cotidiana de cada uno de nosotros es innegable y en la medida que nos hacemos más dependientes y hasta adictos a ellas, la capacidad de procesarlas según el nivel intelectual, puede poner en riesgo la estabilidad emocional de cualquier persona. Por esta razón pienso que no pueden estar en manos de cualquiera, más si son personas de poder sobre la sociedad.

Muchos aseguran que una cosa es el producto y otra la persona, pero cuando el papel que alguien desempeña en la sociedad lo pone en la palestra pública, lo convierte en el producto. Todo lo que se haga o diga marcará el devenir del futuro en el campo en que se desempeñe. Es por esta razón que muchas empresas miran primero el perfil de los candidatos en las redes sociales antes de contratarlos, para poder levantar un modelo de quién es esa persona, qué valores y principios tiene y cuáles son sus intereses y también sus complejos, traumas y posibles riesgos de ser inestable, conflictivo, auto destructivo y en el peor de los casos, terrorista.

¿Por qué todo esto?  Porque lo que una persona hace y deja plasmado en los medios digitales son la fotografía de lo que es. Y si sus padres no fungieron a tiempo como supervisores de los contenidos que publicaba cuando joven, todo eso seguirá presente en las redes y marcará para bien o para mal el futuro que le espera a la vuelta de la esquina.

Piense, reflexione, respire profundo y mida bien el alcance de lo que quiere publicar. Y si su personalidad es visceral  y explosiva, no publique nada o delegue a otras personas con conocimiento del tema que publique por usted.

déjame tus comentarios

otros artículos de interés

Nikita Kruschev y la Venezuela de Hugo Chávez

Entrar

Una Cosa Son Los Amigos y Otra Cosa Son Los Seguidores

Entrar

El Verano

Entrar

Los Sobrinity Manager

Entrar

Subscribase

a nuestro newsletters con información relevante, promociones y especiales de temporada

TERMS & CONDITIONSPRIVACY POLICY

Copyright © 2021 Carlos Bauza. All Rights Reserved.
Designed and Developed by www.carlosbauza.com